Según la Fundación Mundo Sano y el CRESIB, el mal de Chagas constituye un problema de salud pública en España.

Triatoma infestans

En España, el Mal de Chagas, una enfermedad rara de origen latinoamericano, afecta entre 50.000-70.000 personas. Sin embargo, los avances en la búsqueda de nuevos métodos de diagnóstico y de tratamiento son escasos. Para concienciar la población y favorecer la detección precoz de esta enfermedad, el Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB) organiza el VII Taller sobre Chagas.

“Se han cumplido cien años desde el descubrimiento de la enfermedad de Chagas y los avances en la búsqueda de nuevos métodos diagnósticos y de tratamiento resultan escasos. La asignación de recursos es insuficiente para revertir esta situación”, apunta Juan J. Santos, coordinador de la Fundación Mundo Sano España (FMSE), que participa en el VII Taller sobre Chagas del CRESIB.

El Mal de Chagas es una enfermedad tropical producida por la picadura de un insecto, que transmite un parásito, el Trypanosoma cruzi. Aunque en España no existe el insecto transmisor, las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos son las principales vías de contagio de esta enfermedad.

Desde 2005, y para controlar el riesgo de transmisión, en España se realizan pruebas de cribado en los bancos de sangre y se han establecido protocolos de actuación en transplantes.

El próximo paso es controlar el contagio de la enfermedad por la vía materno-fetal. Juan J. Santos, coordinador de FMSE, recomienda hacer “pruebas de cribado a las mujeres embarazadas que proceden de zonas endémicas y, en caso de dar positivo, realizar el diagnóstico a todos sus hijos”. Según la fundación, en España hay muchas mujeres en edad fértil con riesgo de generar casos de Chagas congénito.

Actualmente, Cataluña y Valencia están implementando protocolos para el control del Chagas congénito mediante el cribado en embarazadas y recién nacidos de madres seropositivas.

Necesidad de un tratamiento precoz

La Fundación Mundo Sano y el CRESIB señalan que el Mal de Chagas constituye un problema de salud pública en España: se estima que hay entre 50.000-70.000 afectados en el país. En el mundo, 8 millones de personas padecen esta enfermedad, que causa la muerte a 12.500 personas y produce 42.000 nuevos casos cada año.

El CRESIB indica que el aumento del flujo de inmigración originario de países latinos ha hecho que esta enfermedad se afiance en España. Actualmente, en el país viven cerca de 2,5 millones de personas que proceden de áreas endémicas. La mayoría de ellos se concentran en Cataluña, Madrid, Valencia, Murcia y Andalucía, las regiones con mayor número de casos.

Esta enfermedad puede convivir con el paciente hasta 30 años sin producir síntomas. Sin embargo, si no se trata, un 30% de los pacientes desarrolla problemas digestivos o cardiopatías que pueden llegar a causarles la muerte.

En la fase crónica de la enfermedad, la tasa de curación en personas adultas es reducida y la eficacia del tratamiento mediocre. En niños y jóvenes, un tratamiento precoz tiene una alta tasa de curación, que puede alcanzar el 100% en los recién nacidos.

Artículo extraído de SINC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s