Ciclo del Carbono

La unidad de las cifras que se analizan es: 1015 gC. La mayor parte del carbono está en las rocas carbonatadas (60 x 106). El segundo depósito es el océano profundo en forma de bicarbonatos (38000). Unos 10000 aparecen en la superficie oceánica (en contacto con la atmósfera) y 1500 en suelos en forma de materia orgánica (también en contacto con la atmósfera). En la atmósfera es donde menos hay (760), siendo limitante para la producción. En la biomasa vegetal terrestre aparecen 650. La biomasa vegetal acuática tiene 2 y en los sedimentos superficiales del agua hay 150.

El mayor intercambio es entre la atmósfera y el océano (es pasivo, sin relación con la vida). El dióxido de carbono de la atmósfera se disuelve (90) y salen del océano 88. La vida interfiere al retirar carbono del agua. Esto facilita la disolución (por ello se disuelve un poco más de lo que se respira). El siguiente intercambio más importante es la fotosíntesis en la tierra que toma 60 de la atmósfera. Salen 55 a partir de los suelos por la descomposición. Por tanto, se devuelve menos de la que se fija ya que hay materia orgánica que no se puede descomponer.

Hay una parte del carbono (1,9) que se retira de la atmósfera al suelo por el proceso de meteorización. Una parte del carbono que queda como materia orgánica se quema y pasa a la atmósfera (4). Otra parte (0,8) pasa a los océanos al ser arrastrada por los ríos.

La producción de la vida marina retira 45 del océano superficial, 11 van al océano profundo y de éstos 0,2 van para siempre a los sedimentos. Otra parte de los 11 va del océano profundo a la superficie (afloramiento).

El carbono que se retira para siempre está siendo devuelto por los humanos (combustibles fósiles y fábrica de cemento, 5,3). También expulsamos 1,7 en la quema de bosques. El ciclo tendería a tomar carbono de la atmósfera. Pero con la actividad humana se libera más. La consecuencia es que incrementa la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

Concentración de dióxido de carbono en la atmósfera

Hay subidas y bajadas de la concentración de carácter cíclico anual. Esto es debido a la fotosíntesis que lo hace varias un 10%. Los máximos se dan en invierno, en verano los mínimos. Este patrón se da en el hemisferio norte, en el sur no es tan acusado porque hay más océanos. En general, aparte de los ciclos, hay un ligero aumente del carbono.

El uso de fertilizantes ha incrementado la producción y por ende la absorción de carbono. A esto se le unen el crecimiento de los bosques en el hemisferio norte que permite más deposición de nitrógeno.

En cuanto al carbono depositado en la parte la litosfera, decir que la vida a contribuido a una mayor deposición. La mayoría del carbono aparece como carbonato cálcico, carbonatos de calcio y magnesio (ambas rocas sedimentarias) y materia orgánica sedimentaria (mezclada con roca). Los siguientes depósitos más importantes son los carbonatos y bicarbonatos oceánicos, combustible fósiles, carbono superficial (humus), dióxido de carbono atmosférico y el que forma parte de la biosfera.

Luego la tendencia natural en la litosfera es a retirar el carbono. Esta reacción va a la derecha en la superficie y a la izquierda en las profundidades oceánicas. Así vuelve el carbono por los volcanes y no se pierde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s